Google Analytics

07 enero 2013

El dilema del Chupin

Uno puede caminar por Londres, tomar sus transportes públicos y ser testigo de la impunidad al vestirse que tiene la gente que vive en el primer mundo.  Me refiero a que, como dice el genio de Enrique Pinti-un cómico monologista famosísimo de Argentina- "La elegancia inglesa esta solo en las vidrieras".

Descartando los días festivos, que ahí podes verlos con la mas variada ropa de cotillón, la vidriera de personajes se mantiene actualizada los días restantes del año.  Las adolescentes inglesas, rehenes de esta etapa de la vida en la que "te pasan cosas" visten una suerte de  anti-moda intelectual. Una onda rebelde anarquista que escucha skrillex, que es vegetariana (seguro), anda en skate, adictas a Starbucks y a fotografiarse en un espejo.  Pero no nos detengamos solo en los adolescentes.


Una de las cosas que me llamo la atención y eso es porque en Buenos Aires la gente solo se viste con colores blancos, negros y grises (Pareciera ser que los Argentinos le tenemos pánico a los colores), es la gente que va hacia su trabajo en traje. Trajes enchupinados con medias fluo que te lastiman la cornea de verlos y unos zapatos de punta que parece mas de cuento que salido de una zapatería.  Ojo, parece critica, pero es sana envidia.

Si hay algo que a la gente le importa poco, para no decir nada, es la forma en que son vistos. Y eso es una costumbre sana. Una vez vi a una mujer con unas calzas turquesas y en toda la franja de su trasero versaba "it is all mine".  El culo era indisimulablemente enorme, el color lo resaltaba...las letras, la condenaban.  Pero la condena era solo desde mi mirada prejuiciosa e ignorante. Luego entendí que a esa mujer poco le importaba lo que yo u otros pensaran, ella caminaba por un país donde la gente, no le importa lo que te pones ni como te vestís.

Una vez Alicia me comentó que cuando uno vive mucho tiempo acá, al volver a Argentina, la gente empieza a verte diferente, porque tu ropa es diferente. Y no estoy hablando, claramente, sobre calidad o precios, estoy hablando sobre "diferente" en cuanto a texturas, colores, y estoy totalmente de acuerdo. No porque lo haya vivido, de hecho aun no volví a Argentina, pero si quieras o no, te vas asimilando a la moda circundante.

Sin ir mas lejos este año tuve mi primer desafío y me compre mis primeros pantalones de colores, y para ser mas valiente aún, chupines. La verdad que si hay alguien que no le gusta comprarse ropa, no entiende una goma de moda y combina los colores como tarzán, soy yo. Pero aprovechando esta suerte de ceguera colectiva, donde nadie ve nada de nadie, es bueno intentarlo.

Después de todo,  hay que animarse, sentirse cómodo y aprender de la gente que con valentía trasciende la edad y hasta su propio cuerpo, como la señora de calzas turquesas.

Están buenísimos, no me digas...(obvia la cara, claro)

13 comentarios:

  1. Nunca está mal estar a la moda... jajaja no sabía que de le decían "chupines" jajaja aquí son "pitillos!.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Feldmann por la mención y yo me doy cuenta que cuando veo amigas mías de Argentinas tan pulcas, tan prolijitas, me hacen acordar que yo también me vestía así.

    No es que ahora sea una zaparrastrosa, sino que a la ropa la tomo de otra manera, compro lo que me gusta, relajada, pensando en mí y no en cómo me verán los demás.

    ResponderEliminar
  3. Ay! Quise decir "pulcras", sorry!

    ResponderEliminar
  4. Sabés como somos acá: juzgamos a la gente por lo que tiene puesto: "grasa" "cheto" "modernito"... Igual este año algo de fluo se ve en verano, pero no mucho...
    Y eso de comprar ropa como ALicia, la que te gusta, la que te va bien o cómoda viene con la edad, te lo aseguro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Aahhh pero son tranquis esos chupines! Acá en realidad algunos argentinos se animan, pero los demás los condenamos jajaja. En eso sí lo admito, soy un poco prejuiciosa de la ridiculez ajena. Será porque toda mi infancia/inicio de adolescencia fui una ridícula para vestirme y la gente lo puntualizó tanto y de tantas (malas) maneras que ya quedé prejuiciosa yo misma. Ahora no te salgo del negro ni en pedo, y yo también era muy anti chupines. Pero me compré unos negros hace unos meses y me encantan, no me los saco más :B

    Que copado que allá nadie te diga nada por la ropa. Aplaudo a la de las calzas turquesas! Cada vez me das más ganas de ir a Londres xD.

    ResponderEliminar
  6. Sabes que tenes razón! Mirá, cuando era más chica tuve por 6 meses a una chica alemana en mi casa y me sorprendía mucho cómo ella usaba la ropa y combinaba colores a mi gusto incompatibles pero por alguna extraña razón a ella le quedaban bien.
    No sé si me animaría, pero sería cuestión de probar animarse un poco más al color, acá está de moda el fluo pero aún así la gente te mira de costado si te ve muy cargada.
    Te mando un beso!
    Aya*

    ResponderEliminar
  7. Estan buenos los chupines! Te quedan bien. Que bueno es liberarse de prejuicios.

    Yo cambie mucho, un poco por vivir afuera y otro poco por la edad. Ahora me pongo cosas que a los 20 no las tocaba ni con un palo, tipo pantalones con estampado de piton.

    Donde vivo, Dallas (EEUU), la moda es muy diferente pero no me gusta. Y tambien ponen mucho enfasis en el arreglo personal: unyas perfectas, pelo perfecto, maquillaje impoluto. Que se yo, yo soy mas relajada en ese aspecto. En cuanto a la ropa, me compro algunas cosas alla pero la mayoria son de Argentina o Inglaterra y a mis amigas les encanta todo lo que me pongo. Hay cierta forma de admiracion por lo europeo (que a mi me gusta mas que la yankisada), por eso les gustan mis atuendos. Una amiga siempre me dice que vuelvo de Argentina mas chic, con mas onda. Y no voy a rechazar un cumplido!

    Estaria bueno que en Argentina hubiera mayor apertura mental y menos prejuicios y juicios. Pero falta mucho.

    ResponderEliminar
  8. Odiaba los pitillos hasta que tuve los primeros, hechos a mano de un jean viejo que ya no me gustaba. Creo que es de esas cosas que tienes que probar para saber lo cómodos que son!
    Respecto al color, creo que no está nada mal! Diferente pero sobrio :) Y bueno, ni aunque fuera verde pistacho -con el permiso de mi marido y tu novio- creo que con la sonrisa linda que tienes, nadie se fijaría más allá.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hiciste poner colorado,..gracias Susana.
      Un saludo!

      Eliminar
  9. A mi me parece que te ves super bien asi.
    Y estoy de acuerdo con la mayoría de los comentaristas: lo que más me gustó de vivir allá y me sigue gustando al ir de visita, es el descomplique a la hora de vestirse y que nadie, pero nadie, te vive mirando y criticando lo que te pones.
    Acá en Colombia (y sobre todo en Cali) las mujeres se mantienen muy a la moda, maquilladas, operadas, etc etc.
    Un concepto muy superfluo de la moda.

    ResponderEliminar
  10. Perdón: un concepto muy superfluo de la belleza.

    ResponderEliminar

*Los comentarios de Anónimos ya no son publicados en este blog, es como cuando hablas con alguien y no te mira a los ojos.
*No me gusta entablar una discusión ya que no es un foro, son vivencias mías y escribo con subjetividad. Para datos objetivos, esta Wikipedia
*Este no es un Blog Pro British ni mucho menos. Hago observaciones de donde vivo actualmente.
*Es un Blog hecho con mucho amor.
Dicho esto, sean bienvenidos.