12 febrero 2013

Breve apología del Sol

Creo firmemente que cuando la temperatura baja de los 15 grados el hombre, en su estado natural, no puede ser completamente feliz.  Cuando digo en estado natural no me refiero a andar por la vida en pelotas, sino a que uno debería poder salir con un jean, una remera, algún que otro abrigo "por si acaso", como en Brasil donde la gente, by the way, es muy feliz (siguiendo claramente los estereotipos y sin caer en un análisis profundo) uno puede darse cuenta como afecta el clima a las personas.


Londres no tiene un clima que mi cuerpo no haya experimentado antes. Argentina en invierno puede llegar a tener temperaturas mas bajas. El tema en estas latitudes es la continuidad del mal tiempo, extendida a meses interminables solo para llegar a un incipiente verano de mierda que, generalmente es cuando te vas de vacaciones y no sos el testigo de semejante milagro.


De todas maneras estas en Europa y cuando te vas de esta isla por vacaciones, lo haces con un montón de ingleses que salen en la misma fecha.  Eso te da la pauta de evitar ciertas zonas turísticas para no encontrártelos en patota.  No es nada personal contra los ingleses, para nada, solo es una cuestión de salud mental y auto-preservación  Si acá los ves en pedo todas las noches, con lo  ruidosos que son, imaginatelos ahora en un contexto de sol, playa, joda, luz (solar) y putas,....o l v i d a t e.

Pero volviendo al clima, desde hace un año que de a poco y a fuerza de voluntad, le voy encontrando el lado bueno. El clima te obliga a salir, y al principio, cuando la falta de luz me traicionaba y pensaba que ya tenia que pegar la vuelta de la casa de amigos o de algún lugar publico, solo para darme cuenta que recién eran las 17hs y la tarde no había terminado.

La luz es un parámetro en desuso en invierno, no me marca indicios de actividades a las cuales estaba acostumbrado; para mi es todo un desafío.  Siempre o la gran parte de mi vida hasta ahora fui y soy un tipo muy extrovertido, hablo y mucho, pero la falta de luz me sumergía siempre en un "efecto pollito": le sacas la luz, y se duerme. Yo con luz como, hablo, me río y me vinculo. La falta de, solo me daba la pauta que ya debía guardarme.

El vampiro depende de la sangre, yo de la vitamina D.  Pero por ahora no me encontré bajo ningún trastorno afectivo estacional como para preocuparme.

La adaptabilidad es una de mis características más preciadas pero el tema de la falta de luz es la que mas me costó y utilizo el pasado porque, no gracias a el clima, estoy reacomodandome y comienzo a no linkear mis actividades sociales al sol. O es eso o marche un cubículo criogénico y me reactivan de junio a agosto.

Estoy sorprendido con la naturalidad que salgo a encontrarme a comer con algún amigo y ni la nieve, agua nieve, agua sola,  o cualquiera de estos elementos en combinación catastrófica hacen meollo en lo bien que pueda pasarla.  El valor con el que encaro la puerta sabiendo que del otro lado solo voy a encontrarme con viento y lluvia es digna de autobombo -al momento de escribir esta nota, también nieve-

Hay beneficios colaterales de todo esto.  A parte de quemarte calorías -si, cuando te cagas de frío  quemas calorías , el tiempo se valora de otra manera; tiene más  importancia, porque salir de tu casa solo debe implicar, a parte de ir a laburar, pasarla bien.  Y pasarme horas escuchando huevadas de alguien o simplemente compartir tiempo con quien no tenga mucho que ver conmigo no es una opción (no quiero quedar como que yo no hablo huevadas, por supuesto esta experiencia es inversamente proporcional a cuan dispuesto este el otro de escuchar las mías).


Es una combinación de muchas cosas, no solo el tiempo, ya no soy ese adolescente que no medía  las cosas ni a las personas.  Mi ansiedad sigue intacta, y ahí si puedo culpar al clima. Para muchas cosas el tiempo pareciera acelerarse, para otras, el veneno de la ansiedad te consume sin nunca matarte.  Tuve mi entrevista laboral y hasta firme mi carta de oferta, me dieron la bienvenida a la Companía desde los Estados Unidos, pero no puedo comenzar hasta que mi Visa de Residencia Permanente no llegue a mis manos. Me informaron que esta aprobada, pero que podía tardar hasta seis meses, ya vamos 4.

Tuve mucha suerte; me contrataron prácticamente sin papeles, pero entendieron que era solo una cuestión administrativa en marcha, bien pudieron haberlo ignorado. Londres es muy cosmopolita, y mi situación se repite en muchos lugares. Algunos eligen dejarte seguir de largo, otros se arriesgan a esperarte.

Los días son cortos en cuestión de luz, pero se alargan para muchas otras cosas, y en ese tiempo es donde tu supervivencia depende de lo que hagas con él.
Estoy lejos de mis amigos y de algunos miembros de mi familia, el clima no ayuda, pero la vida sigue siendo maravillosa incluso, sin sol.



9 comentarios:

  1. ..."la vida sigue siendo maravillosa incluso sin sol"...
    Con ésp lo dijiste todo. Porque ni la nieve, ni la lluvia ni el frío ni el verano ardiente pueden detener la vida. Modificar las condiciones de la misma, claro que si, pero no dejarte en modo hibernación.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Sergio: me sorprendió muchísimo entrar a mi blog a empezar a esbozar un post que va a ser un elogio al sol, muy distinto al tuyo, no es plagio, ya vas a ver, pero venía con la idea fija de las primeras líneas y la cita que me inspira, y una vez más, en el poco tiempo que te sigo, me dejás sin palabras.

    Es una honda y bella reflexión la que hacés, y me asombra la sincronicidad temática, siendo que vivimos en distintos hemisferios. Acá estamos más o menos como en Río: 35 de sensación térmica a la sombra, hermano. Y sin embargo, aunque me pasa también que el frío me moviliza, hace que sienta necesidad de moverme y salir para entrar en calor, mientras este clima me aplasta como a una hoja de lechuga de verdulería argentina (sin heladera ni aire acondicionado, ya sabés...), siento la necesidad de escribir algo bueno sobre el sol justo en la mitad de este verano interminable para mí.

    Escribís muy bien, pero lo que más me gusta va más allá de tu estilo: en cada párrafo dejás mucho más que una idea o una anécdota que sirve como "food for thought", nos das como algo de adentro tuyo que es bueno y nutricio. Sos agudo, claro y honesto sobre tu realidad, que no es rosa, como la de nadie, pero sos capaz de ver el lado lleno del vaso, bebértelo y dar a beber de él a quien te lee, remontando esa acidez de la que muchos sufrimos. Tus escritos así dejan un buen sabor que dan ganas de volver hasta Londres, con nieve y todo, por más.

    Te felicito!

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, es reconfortante leer que gusta o en cierta manera inspira algo a aquel que me lee. Este blog tiene que ver con la oscuridad y mis días largos, gracias por apreciarlo. Un beso grande!

      Eliminar
  3. Hola Sergio, a mi me pasa lo mismo con el clima y eso que ya llevo 6 anios aca (perdon pero en esta maquina no tengo e~e). El verano es lindo porque al menos hay sol hasta despues de las 8 de la noche.
    Que bueno lo que contas del trabajo, es muy dificil que contraten sin papeles, en general es al reves. A que te dedicas?

    Saludos Rosa

    ResponderEliminar
  4. Hola Sergio, he andado un poco perdida en estos días. Tuve unos días de vacaciones y aquí, contrariamente a donde estás tú, el sol está CRIMINAL! No perdona y parece que todos los días sale para achicharrarnos lentamente!

    Me gustó mucho este post como siempre.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Arriba los corazones Sergio! No tendrás vitamina D pero disfrutás una nieve y unos paisajes fríos re bonitos. Ya en algún momento te va a tocar quejarte de los veranos y los calores épicos como hago yo, vas a ver.

    ResponderEliminar
  6. Se me borró el comentario!!! NOOOOOOOOOOOOO

    ResponderEliminar
  7. Buenos Aires se esta pareciendo a Londres en eso de las lluvias (no la luz) Hay tormentas fuertes cada dos por tres y graniza. Se inunda la ciudad y ahora que es verano cuando sale el sol sube la humedad...
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Creo que a mi si me afectaria notablemente, yo tambien necesito de luz para desarrollarme, pero que bueno saber que te adaptas pronto (aunque creo que no tienes otra opcion jejejeje) he nacido y crecido en un desierto, creo que en medio de la nieve me moriria (creo que no podria sobrevivir mucho tiempo a las bajas temperaturas)

    ResponderEliminar

*Los comentarios de Anónimos ya no son publicados en este blog, es como cuando hablas con alguien y no te mira a los ojos.
*No me gusta entablar una discusión ya que no es un foro, son vivencias mías y escribo con subjetividad. Para datos objetivos, esta Wikipedia
*Este no es un Blog Pro British ni mucho menos. Hago observaciones de donde vivo actualmente.
*Es un Blog hecho con mucho amor.
Dicho esto, sean bienvenidos.